Desde la edad de piedra hasta nuestros días, los individuos hemos necesitado reconocimiento. Esto puede lograrse a través de rasgos físicos especiales, personalidad, comportamiento o cualquier otra característica que nos diferencie del resto. Lo mismo sucede con las marcas y empresas: requieren ser identificadas, y para lograrlo utilizan un logotipo. 

Si lo piensas detenidamente, prácticamente todos los días convives con diferentes tipos de logos: por ejemplo, el de tu dispositivo móvil, el del blog de este artículo o el de la marca del café que estás bebiendo en este momento.

Aunque forman parte de la vida cotidiana y no nos cuestionamos su importancia o utilidad, el logo es clave para el reconocimiento de una marca. Por ello es importante determinar es su objetivo y cómo debe conformarse para lograr una verdadera conexión y diferenciación en el mercado. A continuación te lo explicamos en detalle. 

<< [Herramienta gratis] >> Creador de <a href=logos y diseños de identidad de marca”/>

Para qué sirve un logotipo

El logotipo se utiliza para identificar y promover la marca en el mercado. Aparece en tarjetas de presentación, página web, redes sociales, aplicaciones móviles, empaques, gafetes del personal, papelería, etc. Debe representar quién es la marca (o quién la representa), qué hace y ofrece, las cualidades que la caracterizan. ¡Todo en una sola imagen!

Si bien existen logotipos personales y logotipos creativos, o de diseños simples, crear uno es un desafío muy grande y existen características esenciales para construirlo eficazmente.

Características de un logo 

A continuación te diremos cuáles son las características principales de un logo. Cada una te servirá para planear y diseñar la representación visual de tu empresa o marca. 

Características de un logotipo

1. Original

Lo principal es que se trate de una composición inédita, es decir, que sus formas, colores y tipografías no se asemejen o copien ningún otro logo, especialmente si se trata de su competencia directa o de empresas de su sector.

2. Atemporal

Una de las principales características de un logo es que debe trascender en el tiempo. Con esto queremos decir que su diseño debe ser atemporal y ser capaz de cumplir su función sin importar si solo ha pasado 1 año o 30 años desde su desarrollo. 

Si bien muchos logotipos de empresas reconocidas han sufrido modificaciones con el paso del tiempo, estos suelen mantener intactos sus elementos principales para que el impacto en los usuarios siga siendo el mismo. 

Muchas nuevas empresas requieren crear un logo desde cero y en ocasiones suelen incorporar tendencias actuales; aunque esto puede ser atractivo, también podría ser contraproducente para la marca, porque las limita a ser una moda pasajera que después no representará la esencia de la marca. 

Si los logotipos son creados a partir de tendencias seguramente deberán pasar por uno o más rediseños a lo largo del tiempo hasta encontrar su verdadera identidad. Estos cambios constantes pueden impactar o perjudicar la percepción de los consumidores.

3. Simple 

Si piensas en alguna de las marcas con mayor presencia en el mercado podrás notar que el diseño de su logotipo consta de muy pocos elementos (por ejemplo, Apple).

Si bien existen muchos logos muy elaborados, a veces lo mejor es optar por la simplicidad para que la imagen sea más fácil de reconocer. La simplicidad es un elemento clave, pues los consumidores deben percibirlo y reconocerlo en un lapso breve. Piénsalo de esta manera: si tu producto se vende en el supermercado, tienes muy pocos segundos para atraer la vista del consumidor y sobresalir entre el resto de tus competidores.

Por ello, un logo debe expresar la personalidad de tu marca de forma concisa y efectiva (y en un espacio limitado). Para eso se hace uso de colores, fuentes y formas para crear y generar una asociación mental.  

4. Memorable

Si en este momento te pedimos que identifiques una marca de refrescos, lo primero que vendrá a tu mente será el logotipo de Coca-Cola, ¿cierto? Esto es algo automático y esto es lo que hace que un logo sea tan esencial.

Un buen logotipo debe ser memorable; es decir, fácil de recordar y crear una conexión  inmediata con los consumidores. Cuando un logo es una marca tiene mayor probabilidad de ganarse la preferencia de las personas.

Por eso es tan importante que cada elemento del logotipo, desde los colores, las tipografías para logos y todos los aspectos visuales y textuales, encuentren un equilibrio que logre comunicar un mensaje claro, en el tono que la marca necesita. 

5. Relevante

Un logotipo comunica efectivamente la personalidad e identidad de una marca. Los colores, las formas y las tipografías para logos son elementos que logran desencadenar emociones en los consumidores, lo cual ayuda a generar empatía, reconocimiento y cercanía. Si el logotipo no cumple con esas características no será relevante y tampoco será útil.

6. Versátil 

Un logo debe poder manipularse y emplearse en una gran variedad de formatos y situaciones. Por ejemplo, en un tamaño muy grande como un anuncio espectacular o un camión, en alguna pantalla digital, en una camiseta, una etiqueta o un pin. En cualquiera de los tamaños (o si se visualiza en formato físico o digital) el logo no debe perder legibilidad ni distorsionarse. En la siguiente imagen puedes ver justamente lo que te queremos decir: 

Ejemplo un logotipo en diferentes formatos

Imagen de Halo Lab

El logotipo es simple, relevante y memorable, y puede ponerse de forma individual o acompañado del eslogan.

Elementos de un logotipo

Elementos de un logotipo

Los elementos de un logotipo pueden variar según su diseño y finalidad. Cada empresa requerirá algo completamente diferente, pero existen puntos en común como los siguientes:

<< Descarga gratis el kit con recursos para diseñar materiales increíbles >> 

1. Nombre de la empresa o marca

Cualquier logotipo debe contar con el nombre de la empresa o marca, pues es la principal forma de identificación. No importa si es grande o pequeño, debe incluirse en conjunto con otros elementos.

2. Tipografía

La tipografía en un logotipo es vital, pues ayuda a transmitir personalidad e identidad a la marca o compañía. Esta puede puede variar en estilo, tamaño y color, pero debe elegirse con cuidado para que el nombre sea claro.

3. Símbolo o icono

Los símbolos o iconos son elementos variables, ya que no es necesario que todos cuenten con este recurso. No obstante, si se utiliza, este debe ser representativo de la marca o empresa de forma abstracta o figurativa y debe reforzar la imagen visual de la compañía o producto.

4. Colores

Los colores de un logotipo se utilizan para representar la personalidad de la marca, su actividad o para atraer a un público específico. Al igual que la tipografía, es importante hacer una selección estratégica que sea relevante con lo que representa la empresa o la marca. Los principios básicos de la psicología del color te serán de gran utilidad para reforzar tus valores e identidad.

5. Estilo

Existen diferentes tipos de logotipos, por ejemplo: logotipo, isotipo, imagotipo e isologo. Es vital saber qué estilo deseas para representar a tu empresa, pues cada uno brinda una sensación distinta y ejerce un impacto mayor o menor en tu audiencia. Este debe ser relevante a tu sector y fácil de relacionar entre tus clientes.

Te recomendamos poner especial atención en este aspecto, pues no es lo mismo diseñar logos para inmobiliarias que para un hospital o una tienda de ropa. Cada uno debe contener elementos característicos de su nicho y audiencia. Todos los elementos deben crear una imagen visual única y reconocible de tu marca.  

Dónde ubicar el logo de tu marca 

Existen diferentes lugares donde puedes ubicar el logotipo de tu empresa; esto dependerá de su propósito y la estrategia de marca que manejes actualmente. No obstante, hay espacios y recursos donde no puedes dejar de incluirlo, como:

1. Sitio web

El logotipo de una empresa suele aparecer en la página de inicio del sitio web y en todas las demás páginas. Esto ayuda a los visitantes a identificar la marca.

2. Productos y empaques

Es obvio que el logotipo de tu empresa aparezca en los productos, envases o empaques que produces y vendes. Esto refuerza la imagen visual de tu marca y fomenta su reconocimiento entre tus clientes y el mercado en general.

3. Publicidad

No es posible hacer publicidad de cualquier tipo sin incluir el logotipo de tu empresa. Esto significa que debes incluirlo en diversos materiales como folletos, tarjetas de visita, volantes, carteles, vallas publicitarias, comerciales, anuncios digitales, entre otros.

4. Redes sociales

Es común que el logotipo de una empresa se convierta en la imagen de perfil en redes sociales y que también aparezca en las diferentes publicaciones realizadas. Esta es una manera muy efectiva de identificar y crear una conexión emocional con tu marca.

5. Papelería

Si tu empresa maneja recursos físicos como tarjetas de presentación, hojas membretadas, sobres, entre otras, estos son excelentes lugares para ubicar tu logotipo. Esto es un esfuerzo corporativo para reforzar la imagen dentro de tu organización y lograr una representación visual coherente en todas las comunicaciones escritas.

6. Firma de correo electrónico

La firma de correo electrónico es esencial para brindar una imagen profesional y congruente de tu marca, pues brinda una imagen más profesional que también ayuda a que los destinatarios asocien rápidamente a la compañía con el contenido del mensaje.

La firma puede incluir información importante como tu nombre, cargo en la empresa, número de contacto y enlaces de redes sociales o sitio web. Sin embargo, el elemento visual esencial es el logotipo de tu organización, pues dota de identidad a la marca; crea una conexión visual y fomenta el reconocimiento.

Ya estás listo para crear un logo fácilmente, tomando en cuenta los elementos esenciales y los lugares en donde lo puedes situar para reforzar tu imagen. 

Cómo registrar un logotipo

Una vez que has creado tu logo, es importante registrarlo para que nadie más pueda apropiarse o hacer uso indebido de él.  Registrar el logotipo de una empresa puede variar de un país a otro, pero en términos generales el proceso es el siguiente: 

  • Buscar al organismo dedicado al registro de propiedad intelectual en tu país. En México este es el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), mientras que en España el proceso de registro es en la Oficina Española de Patentes y Marcas. En Argentina la información está en el  Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, y en Colombia en la Superintendencia de Industria y Comercio.
  • Determinar si el proceso es presencial o digital. Actualmente, en diversos organismos ya no es necesario que acudas de manera personal a los establecimientos físicos. Si es posible realizar el registro de tu logotipo en línea, el trámite no debería tomar mucho tiempo. 
  • Completar los documentos necesarios para realizar el registro. Ya sea de forma presencial o en línea, casi siempre se debe acreditar la titularidad, sociedad o conformación legal de la empresa, presentar documentos fiscales y hacer un rastreo previo de marcas, etc. También existen agencias privadas especializadas en gestionar estos trámites.
  • Capturar los datos solicitados en el sistema del organismo de registro. Para realizar el trámite de registro del logotipo de tu empresa en línea, cada plataforma solicita datos básicos como tu nombre completo, nombre de tu empresa, dirección, líneas de comunicación, etc; así como adjuntar el archivo de tu logo
  • Esperar el tiempo de aprobación correspondiente. Una vez que concluyas con tu trámite, cada organismo requiere un tiempo para revisar tu solicitud. Ten en cuenta que el registro de tu marca puede tomar entre 4 o 6 meses. Este periodo sirve para garantizar que tu logotipo no infringe ninguna norma y que no es igual al de otra empresa. 
  • Realizar el pago de registro de tu logotipo. Si bien en algunos países permiten registrar tu logotipo gratuitamente, en el caso de México el costo es de 120 USD aproximadamente, mientras que en España es de alrededor de 147 USD. 

Cuando realices el proceso y tu solicitud sea aprobada, la organización debe brindarte los documentos respectivos de acreditación donde se garantice que tu logotipo está registrado y nadie más puede hacer uso de él sin tu autorización. 

Recuerda que para crear un logo fácilmente debes tomar en consideración todos los detalles que acabamos de mencionar. Busca la alternativa que te permita desarrollarlo de manera fácil, pero procura que luzca profesional.

Si no eres diseñador gráfico o no cuentas con el apoyo de alguno, puedes optar por un creador de logo o incluso hacer un logotipo en Word. Si quieres aventurarte con algún programa más especializado, también puedes crear un logo en Photoshop u otra herramienta similar.

Ya estás listo para jugar con tu creatividad y crear un logo con el que tus consumidores puedan recordarte en cualquier momento. ¡Suerte!

Herramienta para crear <a href=logos“/>

Herramienta para crear <a href=logos“/>

Publicado originalmente el 27 de marzo de 2023, actualizado el 05 de septiembre de 2023

Para individuos o grupo pequeño:

✔️Ordena logos muy pero muy económicos para tu empresa, o para revenderlos en otros sitios que compran logos a precios más caros, quedándote con la diferencia, Click Aquí.

✔️Si piensas hacer varios pedidos, elige ésta opción, enviando un mensaje pidiendo precio por cantidad, Click Aquí.

Para empresas:

✔️Si quieres pedir top freelancers, Click Aquí

✔️Si quieres sólo expertos certificados, Click Aquí.

✔️Si quieres que nos encarguemos de seleccionar rápidamente los expertos que necesitas, Click Aquí.

Related Post